Principios

de Esteban Sierra

Esteban Sierra

Nunca el patrimonio cultural y natural tuvo la significancia actual, y nunca fue documentado tan masivamente como ahora, pero la facilidad de la fotografía digital y la falta de rigor -consecuencia de la fotografía digital masiva- hace que tengamos que reconducir el esfuerzo fotográfico con un objetivo más que concreto: que la fotografía aplicada y la documentación supere, e incluso llegue a sustituir paramétricamente para hacerlo reproducible, al ente patrimonial documentado.

La fotografía aplicada en todas sus escalas y el documentalismo científico es un medio activo de interpretación, representación y objetualización, que posibilita que desde una perspectiva parametrizada el documentalismo sea más que un reflejo del ente patrimonial, pues la interpretación histórica que las fotografías dejan de un lugar o un objeto, se entrelaza con la percepción del mismo para deformarlo en la conciencia colectiva y convertirlo en patrimonio, del mismo modo que la visión, más allá de la visión ocular de las técnicas de imagen científica, amplía la noción misma de patrimonio y permiten el estudio desde un rango mayor de disciplinas.

La fotografía contemporánea del patrimonio, y su difusión en la web, llega a intervenir en el territorio y en el patrimonio (a todo nivel), pues provoca una respuesta pública que se realiza sobre un elemento, haciendo patrimonio de él, y desde aquí se invierte la polaridad de la recreación patrimonial para desde este objeto actualizar y ampliar el patrimonio, que pasa a modificar el catálogo patrimonial desde el que tomamos conciencia para volver a actualizar el mismo.

de soledad Reyes (1)

Soledad Reyes

Esta relación puede reconstruir tan perfectamente un ente patrimonial, que puede llegar a operar por sustitución cualificada del mismo. La valoración, conservación y difusión del patrimonio histórico-artístico y natural-geológico es uno de los objetivos de cualquier sociedad que pretenda mostrar a sus ciudadanos y visitantes la imagen que pretende ofrecer de sí misma, pero para ello ha de estar documentado. Y la documentación tiene otro valor: permanece contra la destrucción por ser multi-localizable.

Un patrimonio documentado es un patrimonio protegido y multi-presente, indestructible teleológicamente, y esa documentación puede llegar a ser no sólo representación del patrimonio, sino una presencia inmanente del mismo, por lo que es patrimonio, no sólo documentación del mismo.

La realidad, parametrización y difusión del principio de sustitución cualificada patrimonial desde la escala nanoscópica hasta la imagen territorial será el objetivo primordial de todo el simposio.